“Los sistemas contra incendio tienen como objetivo salvaguardar vidas y bienes materiales; sabemos que el diseño es la parte medular de un sistema contra incendios, sin embargo,  el aplicar un mantenimiento técnicamente confiable a los sistemas es la base para asegurar la operatividad de los mismos.”

Gandhi Martínez, Gerente comercial servicios en F Tech México
Mantenimiento técnicamente confiable

¿Qué es el mantenimiento?

NFPA lo define como el programa de servicio provisto por un contratista o representante calificado, que incluye, aunque no de manera limitada, la reparación, reemplazo y servicio, llevado a cabo para garantizar que los equipos funcionan adecuadamente.

Existen normas y estándares tanto nacionales como internacionales, como lo es la NFPA;  esta nos habla acerca de los requerimientos mínimos de inspección, prueba y mantenimiento de sistemas contra incendio. Definiendo dichos conceptos de la siguiente manera:

  • Inspección: Revisión visual del sistema verificando que se encuentre en condiciones de operación, sin alarmas y se encuentre libre de daño físico.
  • Prueba: Procedimiento utilizado para garantizar el estado de operación de un sistema mediante la activación de sus componentes.
  • Mantenimiento Preventivo: Conjunto de actividades para la conservación de los sistemas en buen estado de operación.
  • Mantenimiento Correctivo: Reparaciones a los componentes dañados del sistema; al proveer un correcto mantenimiento preventivo reducimos la probabilidad de un correctivo.

Otro tema interesante es la diferencia entre Inspección, Prueba y Mantenimiento. La mejor manera de entenderlos es que una Inspección es una examinación visual, mientras que la Prueba es un procedimiento usado para determinar operatividad  y el Mantenimiento es un trabajo que se ejecuta para que el equipo pueda continuar funcionando adecuadamente.

La NFPA 25 incluye dos definiciones, “deficiencia crítica” y “deficiencia no crítica” (Arts. 3.3.7.1 y .2). Una deficiencia crítica es aquella que si no se corrige, puede tener un efecto importante en la capacidad del sistema o unidad de protección contra incendios de funcionar según lo previsto en un evento de incendio. Una deficiencia no crítica es aquella que no tiene un efecto material en la capacidad del sistema o unidad de protección contra incendios para funcionar en un evento de incendio, pero se necesita una corrección para cumplir con los requisitos de esta norma o para la
inspección, prueba y mantenimiento adecuados del sistema o unidad

Para complementar este tema, la NFPA define “deterioro” a una condición en la que un sistema de protección contra incendios o una unidad o parte de la misma está fuera de servicio, y la condición puede ocasionar que el sistema de protección contra incendios o la unidad no funcionen en un evento de incendio, (Art. 3.3.21).

¿Por qué se hace?

El primer objetivo del mantenimiento es tener sistemas confiables y operativos, a su vez evitar o mitigar las consecuencias de los fallos del equipo, logrando prevenir las incidencias antes de que estas ocurran.

En caso de que exista un incendio, los resultados pueden ser desastrosos si hay una falla o mal funcionamiento en las instalaciones de seguridad contra incendios.

Un programa de inspección, pruebas y mantenimiento técnicamente confiable es esencial para prevenir la pérdida de vidas y/o activos por dichas fallas. Considerando el riesgo y sus consecuencias, es clave buscar personal altamente calificado.

¿En qué consiste un mantenimiento técnicamente confiable?

Las frecuencias establecidas en los lineamientos de NFPA varían para cada actividad, pudiendo ser desde diarias, semanales, mensuales, trimestrales, semestrales y anuales, hasta periodos mayores a los 5 años. Toda actividad debe ser ejecutada por personal especializado  y documentarse en reportes de servicio diseñados, utilizados y archivados conforme a lo estipulado en la norma que será utilizada como referencia; dicha norma será la base para desarrollar e implementar un programa de mantenimiento técnicamente confiable que permita disminuir el riesgo de fallas y así se pueda garantizar la operatividad del sistema.

Entendemos que un programa de mantenimiento técnicamente confiable  es la base de referencia técnica en la inspección, prueba y mantenimiento del sistema contra incendio, pero… ¿cómo está diseñado?

EL programa de mantenimiento técnicamente confiable está diseñado de acuerdo a 2 puntos indispensables:

  • Inventario real de equipos instalados
  • Planos de diseño de instalación de los sistemas

En este programa deben ser establecidas las actividades y frecuencias en que se realizaran las inspecciones, pruebas y mantenimientos conforme a normatividad; cabe señalar que no en todos los edificios se cuenta con memoria técnica del diseño e instalación del sistema contra incendio, o bien se cuenta con sistemas que carecen de información, en estos casos debemos considerar lo que técnicamente definimos como “levantamiento de equipos”, para tales casos la normativa aplicable nos brinda los requisitos necesarios para elaborar un plan de mantenimiento con los métodos mínimos de inspección, prueba y mantenimiento. Esto siempre que las autoridades competentes no determinen métodos adicionales o superiores a las normas, más sin embargo nunca por debajo de estas.

La capacitación y actualización constante es la parte primordial para contar con personal calificado y especializado. NFPA nos ofrece una amplia gama de  conocimientos teóricos, basados en investigación así como el análisis de siniestros que permiten avanzar en el conocimiento del tema. Los fabricantes por su parte nos ofrecen las certificaciones en su línea de equipos y las nuevas tecnologías, partiendo desde el desarrollo de ingeniería hasta la IPM aplicada a sus equipos junto con las soluciones propuestas a los nuevos retos.

Lo que bien se escribe nunca se olvida, es fundamental el registro y documentación de las actividades de la inspección, prueba y mantenimiento. El tener los registros nos permite evaluar que se siguen conservando las condiciones de instalación óptimas de operación o darnos indicios de que equipos son susceptibles a falla y requieren de mantenimiento correctivo programado.

El llenado o relleno de documentación solo por cumplimiento no brinda la oportunidad  de dar continuidad a contar con un sistema contra incendio confiable, esto puede desencadenar en fallas o deficiencias generando un daño mayor a los equipos y requerir dejar fuera de servicio los sistemas hasta su reparación. Esto conlleva a implementar medidas alternativas de protección, procurando salvaguardar vidas y bienes materiales.