Uso de poliestireno expandido una epidemia común

Acerca del tema de poliestirenos, hay cosas que se deben considerar en el diseño e instalación para prevenir un incendio y su propagación.

Tenemos una bomba de tiempo en nuestras manos. Puede detonarse mañana o dentro de veinte años, y, cuando eso suceda, vamos a tener una situación catastrófica en México (con gente saltando de un edificio en llamas, como en las películas).

Estamos construyendo con bloques de Poliestireno Expandido expuesto o hielo seco en las bóvedas de concreto y encima de los plafones sin protección contra incendio en la mayoría de los edificios comerciales, oficinas y departamentos.

Cuáles son los beneficios de hacer esto: es barato, ligero, posee buen aislamiento térmico y absorbe sonido y vibración. Pero hay un problema… es altamente inflamable, y por esto está contra todas las normas internacionales. Ya existen algunos ejemplos de tragedias como la discoteca Kiss, en Brasil, y el Lobohombo, en México.

Poliestireno ¿auto-extinguible?

El Poliestireno expandido tiene un factor de emisión calorífica de hasta 18,000 BTU/lb (42,000 KJ/kg); la gasolina tiene un factor de emisión calorífica de 19,000 BTU/lb (44,000 KJ/kg).

Si el poliestireno expandido se expone a temperaturas por encima de 100°C comienza a ablandarse y se funde a 205°C, formando un líquido inflamable. La velocidad máxima de volatilización se produce a 364°C, donde la liberación de vapor causará propagación rápida de la llama. Los rociadores automáticos no siempre son eficaces para confinar el fuego en un área pequeña, es decir, si tenemos incluso rociadores automáticos y están ubicados dentro del espacio entre el techo y el techo suspendido.

El poliestireno expandido puede ser encendido por una llama abierta generada por otros combustibles. Tiende a encogerse lejos de las fuentes de calor antes de la ignición. Por esta razón, los intentos de mantener la combustión con un cerillo pueden no tener éxito. Por eso no es raro oír a algunos arquitectos y constructores referirse al poliestireno expandido como auto-extinguible. Sin embargo, en el caso de un incendio de un edificio la fuente de calor será suficientemente grande para seguir el encogimiento  del poliestireno. Este efecto de contracción permite que el poliestireno expandido obtenga un valor de propagación de llama relativamente bajo utilizando el método de ensayo ASTM E84. No obstante, un incendio que implica una pequeña parte del edificio mantendrá una fuente de calor inicial suficientemente intensa.

El poliestireno expandido encendido emite un humo muy negro y denso que contiene partículas de hollín aceitoso que son grandes e irregulares.

El poliestireno expandido encendido emite un humo muy negro y denso que contiene partículas de hollín aceitoso que son grandes e irregulares en forma. El humo es un factor importante que inhibe la búsqueda de una salida de emergencia y, por lo tanto, aumenta el riesgo para los ocupantes. Los humos también pueden ser tóxicos o tienen un bajo contenido de oxígeno, mientras que las partículas de hollín caliente pueden bloquear los pulmones. El poliestireno expandido en  llamas produce más humo por masa de material que la mayoría de los otros materiales. Se desprenden cantidades significativas de monóxido de carbono y monómero de estireno. El monóxido de carbono puede ser fatal si se inhala durante 1 a 3 minutos si son concentraciones de 10-15.000 ppm. El estireno tiene un olor detectado alrededor de 25 a 50 ppm y se vuelve intolerable entre 200 y 400 ppm. Esto advierte de la necesidad de la evacuación inmediata de un área. Puede producirse irritación ocular y náuseas a 600 ppm y puede producirse algún daño neurológico a 800 ppm.

La velocidad máxima de volatilización se produce a 364°C, donde la liberación de vapor causará propagación rápida de la llama.

Además del riesgo de los ocupantes, un incendio relativamente pequeño puede resultar en la contaminación de toda una zona en el caso de un almacén de alimentos o equipos electrónicos.

Los aditivos retardantes al fuego pueden retrasar el incendio, pero no afectan significativamente a la quema de poliestireno expandido.

Medidas necesarias (lo que se debe y no hacer)

El poliestireno nunca debe ser instalado expuesto. El poliestireno expandido siempre debe estar cubierto con una capa protectora. La resistencia efectiva a la ignición de la superficie puede ser con tablaroca de yeso de 9 mm de grosor o un revoque de 10 mm, siempre que el revestimiento protector esté soportado mecánicamente. FM Global recomienda un yeso de cemento Portland con un grosor mínimo de 13 mm. Los acabados delgados, tales como revestimientos de yeso, película de aluminio, pinturas ignífugas o recubrimiento intumescente aplicados directamente a la superficie poliestireno expandido pueden retrasar la ignición, pero una vez que el material subyacente se ablande bajo el calor del fuego, puede ocurrir penetración y falla progresiva del revestimiento.

Si el revestimiento protector no se fija y se une correcta y directamente, o al poliestireno expandido proporcionando un espacio de aire, el fallo del revestimiento puede dar lugar a la formación y caída de gotas fundidas, a menudo en llamas.

Conforme a la National Fire Protection Association (NFPA) 101 Código de Seguridad Humana, 2015 en su Sección 10.2.4.3, el poliestireno expandido no debe ser usado en las paredes interiores y techos. También dice lo mismo la NFPA 5000, Código de Construcción.

La resistencia al fuego de los componentes estructurales del edificio de alto nivel es de suma importancia para los ocupantes de edificios y los bomberos, dado el potencial de tiempos de evacuación prolongados (sección 12.3.3.3.2 de la NFPA 1 Código de Fuego Handbook).

Los beneficios de usar poliestireno: barato, ligero, posee buen aislamiento térmico y absorbe sonido y vibración. Pero hay un problema… es altamente inflamable.

En NFPA 101 HB sección 10.2.4.3.2, la prohibición del uso de plásticos espumados dentro de los edificios se basa en la experiencia real de fuego en la que ellos han contribuido a un desarrollo muy rápido del fuego.

El poliestireno expandido tiene un índice de propagación de la llama de 590. En la NFPA 101 Tabla A.10.2.2 el acabado de la pared interior y del techo está permitido en ciertas construcciones y tiene un índice máximo de propagación de llama de 200.

De acuerdo al Código Residencial Internacional (IRC) 2012 Capítulo 3, el poliestireno expandido requiere lo siguiente:

• Deberá tener un índice de propagación de la llama no superior a 75

• Estar separado del interior de un edificio por una barrera térmica aprobada de 15 minutos de placa de yeso de 13 mm o similar.

Por lo tanto, hay tres alternativas con respecto al uso de Poliestireno Expandido: eliminarlo por completo, proporcionar una barrera o usar rociadores automáticos.

Referencias: www.fire.tc.faa.gov/pdf/fsr-0239, FM DS 1-57, NFPA 101 HB 2015, European Manufacturers of EPS y Fire Behavior of EPS foam, 18.12.1992, APME Association of Plastic Manufacturers in Europe, www.saferinsulation.org

Por: Ing. Mike Wade McDaniel

Articulo elaborado para la revista contra incendio Febrero 22, 2018.

Mantenimiento técnicamente confiable

“Los sistemas contra incendio tienen como objetivo salvaguardar vidas y bienes materiales; sabemos que el diseño es la parte medular de un sistema contra incendios, sin embargo,  el aplicar un mantenimiento técnicamente confiable a los sistemas es la base para asegurar la operatividad de los mismos.”

Gandhi Martínez, Gerente comercial servicios en F Tech México
Mantenimiento confiable

¿Qué es el mantenimiento?

NFPA lo define como el programa de servicio provisto por un contratista o representante calificado, que incluye, aunque no de manera limitada, la reparación, reemplazo y servicio, llevado a cabo para garantizar que los equipos funcionan adecuadamente.

Existen normas y estándares tanto nacionales como internacionales, como lo es la NFPA;  esta nos habla acerca de los requerimientos mínimos de inspección, prueba y mantenimiento de sistemas contra incendio. Definiendo dichos conceptos de la siguiente manera:

  • Inspección: Revisión visual del sistema verificando que se encuentre en condiciones de operación, sin alarmas y se encuentre libre de daño físico.
  • Prueba: Procedimiento utilizado para garantizar el estado de operación de un sistema mediante la activación de sus componentes.
  • Mantenimiento Preventivo: Conjunto de actividades para la conservación de los sistemas en buen estado de operación.
  • Mantenimiento Correctivo: Reparaciones a los componentes dañados del sistema; al proveer un correcto mantenimiento preventivo reducimos la probabilidad de un correctivo.

Otro tema interesante es la diferencia entre Inspección, Prueba y Mantenimiento. La mejor manera de entenderlos es que una Inspección es una examinación visual, mientras que la Prueba es un procedimiento usado para determinar operatividad  y el Mantenimiento es un trabajo que se ejecuta para que el equipo pueda continuar funcionando adecuadamente.

La NFPA 25 incluye dos definiciones, “deficiencia crítica” y “deficiencia no crítica” (Arts. 3.3.7.1 y .2). Una deficiencia crítica es aquella que si no se corrige, puede tener un efecto importante en la capacidad del sistema o unidad de protección contra incendios de funcionar según lo previsto en un evento de incendio. Una deficiencia no crítica es aquella que no tiene un efecto material en la capacidad del sistema o unidad de protección contra incendios para funcionar en un evento de incendio, pero se necesita una corrección para cumplir con los requisitos de esta norma o para la
inspección, prueba y mantenimiento adecuados del sistema o unidad

Para complementar este tema, la NFPA define “deterioro” a una condición en la que un sistema de protección contra incendios o una unidad o parte de la misma está fuera de servicio, y la condición puede ocasionar que el sistema de protección contra incendios o la unidad no funcionen en un evento de incendio, (Art. 3.3.21).

¿Por qué se hace?

El primer objetivo del mantenimiento es tener sistemas confiables y operativos, a su vez evitar o mitigar las consecuencias de los fallos del equipo, logrando prevenir las incidencias antes de que estas ocurran.

En caso de que exista un incendio, los resultados pueden ser desastrosos si hay una falla o mal funcionamiento en las instalaciones de seguridad contra incendios.

Un programa de inspección, pruebas y mantenimiento técnicamente confiable es esencial para prevenir la pérdida de vidas y/o activos por dichas fallas. Considerando el riesgo y sus consecuencias, es clave buscar personal altamente calificado.

¿En qué consiste un mantenimiento técnicamente confiable?

Las frecuencias establecidas en los lineamientos de NFPA varían para cada actividad, pudiendo ser desde diarias, semanales, mensuales, trimestrales, semestrales y anuales, hasta periodos mayores a los 5 años. Toda actividad debe ser ejecutada por personal especializado  y documentarse en reportes de servicio diseñados, utilizados y archivados conforme a lo estipulado en la norma que será utilizada como referencia; dicha norma será la base para desarrollar e implementar un programa de mantenimiento técnicamente confiable que permita disminuir el riesgo de fallas y así se pueda garantizar la operatividad del sistema.

Entendemos que un programa de mantenimiento técnicamente confiable  es la base de referencia técnica en la inspección, prueba y mantenimiento del sistema contra incendio, pero… ¿cómo está diseñado?

EL programa de mantenimiento técnicamente confiable está diseñado de acuerdo a 2 puntos indispensables:

  • Inventario real de equipos instalados
  • Planos de diseño de instalación de los sistemas

En este programa deben ser establecidas las actividades y frecuencias en que se realizaran las inspecciones, pruebas y mantenimientos conforme a normatividad; cabe señalar que no en todos los edificios se cuenta con memoria técnica del diseño e instalación del sistema contra incendio, o bien se cuenta con sistemas que carecen de información, en estos casos debemos considerar lo que técnicamente definimos como “levantamiento de equipos”, para tales casos la normativa aplicable nos brinda los requisitos necesarios para elaborar un plan de mantenimiento con los métodos mínimos de inspección, prueba y mantenimiento. Esto siempre que las autoridades competentes no determinen métodos adicionales o superiores a las normas, más sin embargo nunca por debajo de estas.

La capacitación y actualización constante es la parte primordial para contar con personal calificado y especializado. NFPA nos ofrece una amplia gama de  conocimientos teóricos, basados en investigación así como el análisis de siniestros que permiten avanzar en el conocimiento del tema. Los fabricantes por su parte nos ofrecen las certificaciones en su línea de equipos y las nuevas tecnologías, partiendo desde el desarrollo de ingeniería hasta la IPM aplicada a sus equipos junto con las soluciones propuestas a los nuevos retos.

Lo que bien se escribe nunca se olvida, es fundamental el registro y documentación de las actividades de la inspección, prueba y mantenimiento. El tener los registros nos permite evaluar que se siguen conservando las condiciones de instalación óptimas de operación o darnos indicios de que equipos son susceptibles a falla y requieren de mantenimiento correctivo programado.

El llenado o relleno de documentación solo por cumplimiento no brinda la oportunidad  de dar continuidad a contar con un sistema contra incendio confiable, esto puede desencadenar en fallas o deficiencias generando un daño mayor a los equipos y requerir dejar fuera de servicio los sistemas hasta su reparación. Esto conlleva a implementar medidas alternativas de protección, procurando salvaguardar vidas y bienes materiales.

Escape Rooms, ¿son realmente seguros?

Hablemos de la seguridad de los participantes en las instalaciones de juegos temáticos como “escape rooms” en inglés o “salas de escape” en español. Todo inicia como un juego en las instalaciones y durante determinado tiempo, los participantes deben de escapar de ciertas salas resolviendo acertijos, buscando alguna llave, siguiendo pistas, huyendo de zombies, encontrando la salida secreta, entre otras modalidades.

El pasado 3 de Enero cinco chicas en Polonia estaban participando en una instalación de “escape room”, cuando una fuga de gas en el sistema de calefacción de las instalaciones, inició un incendio. Ellas al momento de intentar escapar de la instalación se encontraron con puertas realmente trabadas y su única posibilidad de escapar sería resolviendo cada uno los enigmas para ganar el juego. Las cinco chicas fallecieron en el incendio.

¿Qué pasa con la seguridad?

En esta creciente industria, debemos de tomar las recomendaciones de seguridad como: botones de pánico visibles para la apertura de puertas, alarma, detección, rociadores contra incendio y extintores, también monitores y comunicación remota con los participantes, capacitación, entre otros.

¿Consideras algún otro medio de seguridad para las salas de escape?